Home » Espai Zero » 07/04/20

07/04/20

210.- Sí, es cierto que la felicidad no se mide en cifras, sino en momentos.

Estamos cansados de escuchar aquello de que los 30 son los nuevos 20, de que a los 40 es cuando realmente aprendemos a disfrutar de la vida, de que los 50 suponen una oportunidad para reinventarse y así vamos pasando los días.

Deberían correr los años 90 y una joven ampurdanesa que tienes muy cerca nos iba diciendo…

Ya verás cuando llegues a los 40!

Pero lo cierto es que no es más que una frase pronunciada por un impulso nostálgico, como si el tiempo pasado siempre tuviese que ser el mejor.

Nos hizo gracia y no exenta de algo de razón, esta expresión la hemos oído dos décadas más…

Ya verás cuando llegues a los 50!

Ya verás cuando llegues a los 60!

Y mira por donde tú ya has llegado a los 70! Y el mundo sigue girando.

Aunque el aumento de la exigencia de las responsabilidades laborales y familiares son dos de los motivos que dificultan crear vínculos afectivos, nosotros hemos sabido conservar esta amistad durante más de 30 años.

Al principio tuvimos en común que compartíamos la educación de nuestras hijas, “las angustias”, pero una vez nos encontramos, no paramos de invertir tiempo en nutrir una buena relación de amistad, ya que además, una buena amistad el tiempo no la deteriora.

Hemos reído y llorado. Juntos hemos pasado momentos inolvidables, algunos de complicados.

No olvidaré nunca los viajes compartidos: Euro Disney (nuestro primer viaje juntos), Futuroscope, País Vasco, el Valle de D’Aran, etc.

Sin olvidar las grandes partidas de tute (con tus “a renuncio”), siempre acompañadas de pipas y cava!

Tu pasión por el trabajo, la música y el vídeo. Tu manía de formatear los ordenadores. El orden y desorden de los cables. Las chapuzas en las instalaciones eléctricas, tú hipocondría, etc. ah! Y la lámpara del comedor que sigue estando alta.

Pero hay una cosa, un valor que prevalece por encima de todo lo anteriormente mencionado. Tu dedicación a la familia y a los amigos, entre los que tenemos la alegría de incluirnos. Siempre dispuesto a colaborar y compartir, menos los calçots que te comes todos los que puedes jeje…

Espero oír dentro de unos pocos años… ya verás cuando llegues a los 70!  porque si tengo que llegar igual que lo has hecho tú, rodeado de los que más te quieren, no dudes que seré tan feliz como lo soy ahora al felicitarte por tu setenta cumpleaños.

Ya sabéis que me gusta escribir y a veces filosofar, por lo que acabo diciendo que aunque hay estudios que dicen que la felicidad tiende a seguir una curva en forma de U que va desde los 20 hasta los 70 años, siendo el pico más alto los 23 y los 69 y que no les quito razón, creo que, estimaciones al margen, la felicidad individual de cada persona no se puede medir, pues depende de infinidad de cosas que no siempre quedan al alcance de la ciencia.

Así que a ti te quedan seguro muchos años de felicidad, de seguir comiendo tabletas de chocolate y de turrón de jijona, que ahora compensas con desayunos saludables de yogourt con mil cosas más (asesorado por tu nutricionista particular, la Lola).

Pues eso, que muchas felicidades y que cumplas muchos más.

Te queremos Chus!!!

Víctor y Mercè

07/04/20 - bonaigua - trial