Home » Jordi Tarrés

Jordi Tarrés

 - bonaigua - trial

Cuando me propuse llenar de contenidos este portal, no dudé ni un momento quien quería que fuera mi piloto favorito. Sin dudarlo, es y será siempre Jordi Tarrés. 

Si en los años 70 las marcas españolas de trial habían sido líderes de los diferentes campeonatos mundiales, no podíamos decir lo mismo de los pilotos.  

Si bien es cierto que tanto los Soler, Gorgot, Gallach o Renales habían ganado alguna prueba internacional, ningún piloto español llegó a ser campeón del mundo hasta la llegada de Tarrés. 

Con la llegada de Jordi, el trial evolucionó de tal manera, que ahora no entendemos esta competición sin que uno de los nuestros esté delante. Todo trialero se fije en su estilo y la mayoría tenga en su punto de mira (en cuanto a  pilotaje) al siete veces campeón del mundo. 

Le solicité una cita y no tuvo un no por respuesta. 

Estuvimos largo y tendido hablando sobre trial, de su familia trialera, de sus problemas de espalda para poder practicar trial con asiduidad, de sus nuevas “andaduras” como organizador de eventos en Marruecos, del openfree, del trofeo más preciado que tiene en su museo particular, de la moto que más sentimientos le trae (tiene las 7 campeonas del mundo), de la colección espectacular de cascos, posters, diplomas, agradecimientos, etc. que posee, mil anécdotas, corroborándome lo que ya me suponía. 

La edad no perdona, el tiempo pasa, pero los recuerdos quedan y podría decir (al menos yo así lo siento) que Jordi Tarrés, fue el mejor piloto de la era moderna del trial, solo superado por Toni Bou.

Su trayectoria, palmarés e impresiones en general lo podéis ver en el siguiente enlace, pero ahora le toca a él, es su turno.

Os dejo con Jordi...

Os dejo con Jordi... - bonaigua - trial

Desde mi infancia  tenía claro que las motos eran una prioridad, quizás el no tener la posibilidad de adquirir una, provoco aun más el deseo de tenerla. 

Inicialmente  me daba igual si era de trial o enduro, a los 13 años comencé a montar en moto de la mano de mi hermano mayor Francesc que fue quien me dio mis primeros consejos.  Durante un tiempo compaginé la práctica de Trialsin con escapadas casi nocturnas “robándole” la moto a mi hermano. 

Mi primera y última moto de trial comprada fue una Montesa Cota 349 Antonio Trueba me ayudó financiándome y así pude adquirirla, con ella comencé a disfrutar de este deporte y en cualquier momento libre salía con ella a practicar. Muy pronto me di cuenta de que hacer trial era lo que más me gustaba y  además se me daba bien. 

Poco más tarde evolucioné mucho y me animaron a dejar el trabajo como peón de albañil para dedicarme 100% al trial, algo que me pareció increíble, levantarte por la mañana y poder tener todo el día para entrenar, wau!! Qué felicidad. 

También tenía claro que tenía que aprovechar esta oportunidad y esforzarme para tirar adelante y así lo hice, en todo momento me dediqué al máximo tomando como referencia a los mejores pilotos, puliendo a mi manera algunos aspectos. 

Gracias a ello pude conseguir participar en infinidad de pruebas, viajar y formarme como piloto y como persona de una forma muy sana, con unas reglas del juego que exigen ser legal y honesto, valores imprescindibles para superarse. 

Como todos ya sabéis, más tarde llegaron los frutos de este gran trabajo con victorias en pruebas memorables como los 6 días de Escocia, conseguir 9 campeonatos de España o 7 del Mundo.

Evidentemente conseguir triunfos te llena de felicidad ya que es lo que más deseas, pero también  te consume  la presión, el trabajo duro, el miedo a defraudar o lesionarte son un peso muy grande que hay que ir superando sobre todo a medida que pasan los años y también coges más experiencia. 

Gracias Víctor por permitirme colaborar y aportar mi “granito de arena” en la redacción. Sin duda hay mucho trabajo y horas invertidas detrás, por un deporte que ha sido toda mi vida.

 - bonaigua - trial

 - bonaigua - trial

 - bonaigua - trial