Home » Pilots » Marcelino Corchs

Marcelino Corchs

Marcelino Corchs - bonaigua - trial

Mollet del Vallés (Barcelona), 1965. + Montblanc, 17 de julio de 1984. 

Destacó en competiciones estatales durante la década de 1980, habiendo sido considerado como una firme promesa internacional de este deporte. No pudo, sin embargo, llegar a triunfar como se preveía, ya que falleció cuando apenas tenía dieciocho años, en un accidente de automóvil en la Autopista Barcelona-Lleida cuando iba hacia Santander a participar en una prueba del Campeonato de España.  

Corchs empezó a competir, con una Montesa Cota 25, en triales infantiles como los que organizaba en Mollet Josep Isern. A finales de 1980, con sólo 14 años y con una SWM, ya destacaba dentro de la categoría junior en la que quedó tercero.

Poco después, mientras se entrenaba en Martorelles fue descubierto por Jordi Rabasa, primo de Andreu Rabasa y co-propietario de Mecatecno, quien lo fichó para pilotar su moto en el campeonato estatal de 1981 en la categoría sénior. 

Aquel año, con la Mecatecno, Corchs realizó una excelente temporada alternando victorias con podios en casi todos los trials en que participó, incluso ganando a buena parte de los pilotos de la categoría máxima (súper) en la clasificación general de algunas carreras importantes. Finalmente, en el campeonato estatal, decidido a una prueba única, Gallach se llevó el triunfo con un solo punto de ventaja sobre Corchs. 

En 1982 continuó en Mecatecno, ahora ya en la categoría súper, luchando por la victoria en varias pruebas. También empezó a participar en pruebas del Campeonato del Mundo, logrando resultados prometedores en los trials de Francia e Italia. A final de temporada, viendo que la Mecatecno no acababa de estar al máximo nivel, buscó otra marca y moto. 

Siendo como era un piloto muy codiciado por los equipos oficiales, Montesa le ofreció un contrato, y al mismo tiempo Derbi otro. Este último fabricante estaba decidido a implicarse seriamente en el trial con una moto de fabricación propia, con toda la tecnología de la marca varias veces campeona mundial de velocidad. Corchs dudó, pero el interés de su patrocinador KM2 con Derbi le hizo decidirse por esta de cara a 1983.  

El proyecto parecía interesante, pero la falta de experiencia de la marca vallesana en trial le hicieron perder un poco el ritmo, sin obtener muy buenos resultados. Sin embargo, su gran clase hizo que, a final de temporada, el patrón de Fantic le ofreciera un contrato como segundo piloto en el mundial, tras Thierry Michaud, y como primer piloto en el campeonato estatal. En 1984, con la Fantic 300, Corchs empezó a conseguir resultados muy buenos, al tiempo que su pilotaje se consolidaba.  

Muchos expertos lo veían como uno de los jóvenes pilotos con más proyección de futuro, con un estilo muy depurado y decidido, y le auguraban una carrera espectacular, pero todo este brillante futuro se vio dramáticamente truncado en un accidente de carretera en julio de aquel mismo año. Descanse en paz.